Acerca del autor

Poco o nada relevante puedo decir de mí, en parte porque creo que no he hecho nada importante en casi veintiún años de vida. Nací en una ciudad de 9 millones de habitantes, sin embargo acabo de mudarme a ella hace 3 años y medio debido a que accidentalmente ingrese a la Universidad, la carrera en cuestión: “Derecho”

Los diecisiete años restantes los viví en un apacible (que ya no es tan apacible, según me cuentan algunos amigos) pueblo de provincias, seis de ellos en un colegio del estado; el resto en una sucesión de colegios privados (tres para ser exactos)

Escribí hace ya mucho tiempo un blog llamado “Defecto perfecto”, en la cual quedaron muchas cosas que fueron y hoy ya no lo es: Lo triste y sentimental que uno puede llegar a ser cuando esta enamorado. Hermosas cursilerías que son propias de un adolescente tímido y renuente a aceptar que llego el tiempo de crecer y madurar.

Es el tiempo que tarde o temprano llega y cobra con creces lo que uno siembra; en mi caso no fue la excepción: el amor se volvió  melancolía y esta a su vez se convirtió en sarcasmo. Es por ello estimado lector si es que en mi cometido de pintar el mundo – lo menos imperfecto posible- puedo a llegar a herir susceptibilidades.

Dicha esta advertencia los invito a acompañarme en la odisea urbana en que se puede convertir vivir en una metrópolis mestiza como lo es Lima.

Atte.

Giancarlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s